Síntomas de cáncer en la matriz

Es bueno reconocer del cancer en la matriz sintomas y advertencias ya que de este modo podremos detectarlo a tiempo. Una de las señales de alarma más comunes son los sangrados anormales. Estos pueden producirse en mujeres que ya no tienen la regla o entre menstruación y menstruación en mujeres fértiles.

Todas las mujeres saben que manchar un poco entre periodos en alguna ocasión puede ser normal, pero que si esto se repite o el sangrado es más intenso hay que acudir al médico porque es una clara señal de que algo no está funcionando correctamente en su sistema reproductor.

También puede ser una señal cuando, sobre todo pasados los cuarenta, las reglas se vuelven anormalmente abundantes y comienzan a alargarse más de lo que es de esperar. Muchas mujeres, sobre todo si ya tienen una edad próxima a la menopausia, interpretan estos cambios como típicos de los cambios del cuerpo pero siempre es mejor acudir al ginecólogo ya que tener más menstruación puede ser síntoma de menopausia, pero también de otros problemas.

El riesgo de un cáncer en la matriz es mayor para mujeres que sufren problemas de obesidad, que no han sido madres o que han tenido su primera regla muy pronto, incluso antes de los doce años. Si se está en uno de estos grupos de más riesgo todavía hay que ser más rigurosos a la hora de acudir al médico, igual que si se es fumadora o se tienen otros hábitos perjudiciales.

Las revisiones ginecológicas anuales son básicas para poder detectar este tipo de problemas, pero para que sean efectivas debemos de dar toda la información al ginecólogo. Como médico le será mucho más fácil buscar un problema en concreto si sabe que hemos sufrido algún cambio ya que tiene los conocimientos necesarios para asociarlos a una posible patología.

Por este motivo, muchos ginecólogos les piden a sus pacientes que anoten en una libreta las fechas de sus menstruaciones, cuántos días han durado y si han notado algo raro entre medias o durante las mismas. Así, no olvidarán ningún detalle y podrán comprobar si han manchado varias veces en los últimos meses o si las reglas han aumentado en número de días.

Llevar un diario por escrito de los ciclos menstruales ayudará a detectar rápidamente cualquier problema que, de otro modo, podría pasar desapercibido ya que este tipo de cánceres no son doloroso, al menos en sus primeros estadios.